Revista publica dossier sobre arte homoerótico

Por Helen Hernández Hormilla

La presencia de identidades no heterosexuales en el arte cubano contemporáneo amplía su visibilidad con la más reciente entrega de la revista Extramuros, presentada el 27 de junio en la librería Alma Mater de la capital cubana, en vísperas del Día del Orgullo Gay.

El número 38 de la publicación del Centro Provincial del Libro y la Literatura dedica un dossier al homoerotismo en la cultura cubana, que incluye ensayos, artículos y muestras creativas que tienen como centro a identidades de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales)

La periodista Marta María Ramírez, a cargo de la presentación, consideró el dossier como “imprescindible para estudiosos y para esa cuestionada comunidad LGBTI cubana.

Según el escritor Norge Espinosa, aunque Extramuros ha estado abierta a estos temas en sus 15 años de existencia y ha publicado monográficos sobre escritores cubanos homosexuales como José Lezama Lima y Virgilio Piñera, es la primera vez que concentra trabajos desde ese punto de vista.

El Jefe de Redacción de la revista señaló que, aunque en el último lustro se ha avanzado en la visibilidad de estos grupos gracias al activismo contra la homofobia, su presencia en los espacios de reflexión artística y cultural aún se mantiene intermitente.

A mediados de 2014, Espinosa y el también intelectual cubano Víctor Fowler impartieron abierta y gratuitamente el primer curso sobre Literatura LGBTI en Cuba, donde sistematizaron las representaciones de estos grupos en el arte de la isla caribeña.

De ese proceso parte Fowler en el artículo que inaugura el dossier, donde expone sus razones para dedicarse al estudio de lo homoerótico, constantemente eludido por la crítica literaria.

“Cuando estás trabajando con la literatura nacional, existen autores que, por determinados motivos, han sido considerados malditos; existen zonas y temas de la literatura considerados malditos y para producir un conocimiento global, cuando buscas a estos autores, te percatas de que puedes arribar a una reescritura de la literatura compleja”, escribe el intelectual.

En su enumeración, el escritor expone la necesidad social de hacer justicia con respecto a un grupo poblacional discriminado y lo enlaza a su propia historia de vida, luego de soportar manifestaciones de acoso homofóbico en la infancia.

Para Fowler, desmontar los procesos de exclusión por orientación sexual en las artes ayuda a comprender de qué modo esto daña las mejores potencialidades del ser humano.

El dossier incluye un fragmento de la novela La Casa Rosada de Miguel Ángel Fraga, sobreviviente del VIH/sida, en la cual narra sus experiencias mientras estuvo recluido en el sanatorio de Santiago de Las Vegas, a inicios de la década del noventa, cuando internaban allí de manera obligatoria a las personas portadoras del virus.

También aparecen estudios sobre los escritores Félix Hangelini y Ofelia Rodríguez Acosta, poemas de Mae Roque y una muestra de obras de Eduardo Hernández.

Sobre su quehacer, escribe el crítico Claudio Sotolongo, quien muestra los valores de Hernández para hacer del cuerpo masculino “un discurso que incomoda y asusta a los conservadores”, explicó la presentadora.

Entre lo más atrayente de la publicación, Rodríguez sugirió una cronología sobre las personas LGBTI en Cuba, con hechos, acciones y efemérides vinculados a estos grupos en el ámbito intelectual desde 1791 hasta 2013.

El resto de la revista dedica textos al escritor cubano Eliseo Diego, entrevista al artista de la plástica Vladimir Martínez Ávila, además de las reseñas y secciones habituales.

La presentación fue dedicada al Día del Orgullo Gay, el 28 de junio, una fecha propuesta por la comunidad LGBTI estadounidense que se ha extendido por el mundo para celebrar la legitimidad de vivir el erotismo libremente.

Norge Espinosa explicó que esta efeméride puede involucrar a todas las personas, más allá de su orientación sexual, porque se trata de reclamar la justicia a que cada quien viva según su deseo.

Colectivos y activistas por los derechos sexuales de Cuba organizaron iniciativas para celebrar ese día, entre ellos el proyecto autónomo Arcoíris, que convocó a una “Besada” en la noche del sábado 27 frente al “King Bar”, uno de los centros privados más frecuentados de la capital cubana.

Con la reunión de parejas sentimentales y amigos besándose en público reclaman el derecho de las parejas del mismo sexo a manifestar su amor sin ser discriminados.

Tomado de “Reportajes de SEMlac Cuba” Junio 29/15

Acerca de proyectoarcoiris

este es un proyecto para promover la visibilidad de la comunidad LGBTQ de Cuba.
Esta entrada fue publicada en A viva voz, Activismo, Literatura y Artes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s